6 maneras de prevenir el aflojamiento de la tuerca

Las conexiones roscadas son bastante confiables y efectivas. Se consideran uno de los más comunes y rentables. Sin embargo, cuando se expone a la vibración, existe la posibilidad de que se debilite. Esto a menudo se puede ver en el ejemplo de las tuercas, desenrolladas aleatoriamente durante el funcionamiento de varios dispositivos. Por lo tanto, se han desarrollado métodos que pueden reducir este efecto o eliminarlo por completo.

Formas de evitar aflojar la tuerca

1. Use la lavadora. Este método es uno de los más comunes. Se utiliza en la fabricación de electrodomésticos y algunos tipos de equipos industriales. No tiene un alto grado de confiabilidad y brinda protección contra el desenrollado arbitrario. Se coloca una arandela de metal suave en el hilo, y luego se aprieta una tuerca, apretándola.

2. Lavadora y Grover. Un método más confiable, practicado, en lugar de la industria del transporte. Protege la conexión roscada del aflojamiento arbitrario incluso en presencia de una ligera vibración. Primero, se coloca una arandela normal en el hilo y luego una ranuradora. Luego apriete la tuerca. Grover aquí sirve como una especie de resorte, creando una tensión que evita el desenrollado.

3. Tuerca especial con cerradura. El método que usa una tuerca especial no puede llamarse el más efectivo. Sin embargo, se lleva a cabo en la práctica mundial y se usa en algunos tipos de producción.

4. Usando un bloqueo de hilo. La composición se aplica al lugar donde se ubicará la tuerca, después de lo cual se coloca en el hilo. Esta es una forma bastante efectiva de evitar el aflojamiento arbitrario, pero su efectividad se ve afectada por los cambios de temperatura, la alta humedad y la exposición a sustancias activas. Por lo tanto, su alcance es limitado.

5. El uso de dos o más nueces. Uno de los métodos más confiables. Dos tuercas se atornillan a la rosca a la vez. Después de sujetar el primero, se realiza un ajuste separado del segundo, manteniendo el primero en su posición original e incluso tratando de desenroscarlo un poco.

6. Fijación con una chaveta. Este es el método más confiable que puede soportar casi cualquier impacto externo y vibración fuerte. Se usa en áreas críticas. La tuerca está completamente apretada. Luego, usando un taladro y un taladro delgado, haga un agujero perforándolo con el perno. Se inserta una horquilla en el orificio resultante, cuyas antenas no están dobladas, lo que evita la pérdida. Tal tuerca solo se puede aflojar con una acción rotacional muy fuerte en la dirección del hilo.