Imán de cabeza de caballo

Materiales: arcilla polimérica (marrón, arena, blanco y negro), pastel seco (blanco, amarillo, naranja), palillos de dientes, un cuchillo de plástico, una plantilla de cabeza de caballo preparada previamente.

1. Enrolle un trozo de longitud marrón en una capa de 2-3 mm de espesor. Adjunte la plantilla a la formación y córtela alrededor de los bordes. Con un palillo de dientes, delinee los contornos de la melena, la boca, las fosas nasales y los ojos directamente en la plantilla para que las impresiones permanezcan en la arcilla. Retire con cuidado la plantilla.

2. Pegue una tira delgada de arcilla de arena en el ganache (en la mejilla) y en la boca del caballo. Pegue un pequeño círculo blanco en lugar de sus ojos.

3. Haga los párpados con plástico marrón. Haz melena negra y flequillo con arcilla negra. Estire muchas tiras delgadas y gradualmente pegue alrededor del caballo. Mane comienza a esculpir desde abajo.

4. De un pequeño trozo de plástico marrón, ciegue la tira, dóblela y pegue las fosas nasales en su lugar. Alise la unión con un palillo de dientes o un dedo. Ajusta tu boca con un cuchillo.

5. Tome lápices de colores pastel y raspe con un cuchillo para hacer un polvo. Haz un tinte con un pincel. Envíe el caballo a una parrilla u horno de aire. Las condiciones bajo las cuales se debe hornear el tocho se indican en el envase de plástico.

6. Retire el caballo de la parrilla de aire y déjelo enfriar. Pintar de negro las pupilas. Cubre el caballo con barniz. Listo A partir de dicho producto, puede hacer un imán o un broche.